Bruselas

El odio de pobre hambriento alimentado por el odio del que le priva del pan pero le da un cinturón lleno de bombas.

El odio del pobre blanco que odia al pobre negro, al pobre moro y al pobre amarillo… y viceversa

El odio del que tiene un poco y teme perder una parte, y del que tiene mucho y teme todo.

El asco de tener nuestras playas y ciudades llenas de gente sucia y desarrapada, que sí, que llamamos asilados o refugiados, pero que nadie quiere asilar ni refugiar.

Y el asco de que toda esta mierda nos la meten los que deberían representar al PUEBLO, y no utilizarnos; de que no se abran fronteras, de que nos fiscalicen y empapelen, de que nos enfrenten a pobres contra pobres…

Mañana salía mi avión para Bruselas, desde dónde iba a moverme por ciudades vecinas para conocer y reecontrarme con gente maravillosa. Pero mañana no tomaré ninguna avión con ese destino, pero deambularemos con odio y asco por todo lo ocurido.

Y sí, yo soy Bruselas, y antes fui París, y Madrid, y Nueva York… y Estambul, Ankara, Damasco, Homs, Petra, Raqqa, Tombuctú, Gao, Gueckedou, Kissidougou), Peshawar, Huambo, Bogotá, Kabul, Ciudad Juárez,…

Porque al final yo soy uno de esos pobres descoloridos que no quiere que le metan odio ni miedo ni asco contra otros pobres.

 

Discutir VS Regañar

Cuando falleció mi abuelo, un tío mío me abrazó y me dió una de las enseñanzas más bonitas e indelebles de mi vida:

“He visto discutir a tus abuelos todos los días, pero nunca regañaron”

Estamos demasiado acostumbrados a confundir términos, a utilizar palabros resonantes y rimbombantes que de tanto manosearlos hemos desvirtuado en su fondo, significado y significante. (Hay que volver siempre a Aristóteles, Eco, Chomsky, Sapir,…)

Porque discutir es intecambiar información, defender las posturas propias de forma vehemente y apasionada, y a la vez escuchar con el mismo ahinco a tu interlocutor. Porque si se discute de veras es porque a ambos nos interesa lo mismo con la misma intensidad.

Pero regañar es negarte el derecho a opinar y a pensar cómo te de la gana, y por eso te puedo descalificar y viceversa.

Esto viene a colación de los que está pasando en nuestro congreso y en el seno de algunos partidos.

Que en el parlamento nuestro representantes, ciudadanos y ciudadanas como nosotros y nosotras, que quizá algún día también ocupemos esa representación, no llegue a acuerdos y jueguen al “tú más” es REGAÑAR, y ni lo queremos ni lo merecemos.

Que en el parlamento, o en las asambleas y reuniones internas de los partidos se intercambien ideas, se muevan cargos, entren y salgan personas, es DISCUTIR, ¡que es lo que hace falta!

Sí, queridos abuelos. Gracias por enseñarme lo bonito y útil que es discutir, y lo feo e inútil que es regañar.

 

 

Funciones del periodimo

Reflexión para un día de nubes y claros: ¿Porqué la jefatura del estado de España no la ejercen la ciudadanía de forma rotativa? Cómo en las comunidades de vecinos… al menos si mangantes, impresentables, chupópteros e indeseables apoyan públicamente a los de su calaña por robar, engañar, trapichear,… con dinero de todos; ( http://www.eldiario.es/…/Espana-arroparon-Lopez-Madrid-tarj…) se les podría juzgar de forma independiente, esto es, sin presiones como está ocurriendo en el caso NOOS, y por supuesto sin mandar a la fiscalía a los periodistas que ejercen su trabajo (atención a la 3ª función del periodismo http://www.saladeprensa.org/art764.htm)

 photo diarios_5.jpg